Buscar temas

Ana R. Cañil

Niños robados - Autora de 'Si a los tres años no he vuelto'

Lunes, 07 de Marzo de 2011

 

La periodista y escritora Ana R. Cañil acaba de publicar con Espasa un libro de tremenda actualidad, Si a los tres años no he vuelto. En él narra la historia de las prisioneras de la posguerra cuyos hijos les fueron arrebatados por sus carceleros para internarlos en seminarios y conventos o darlos en adopción. La autora ha charlado con los lectores sobre su investigación acerca de los niños robados.
Foto: Uly Martin

 

Los internautas preguntan a Ana R. Cañil

 
 

Askateth

1. 07/03/2011 - 18:01h.

 

¿Cuál es el punto de vista de doctores, monjitas y demás personajes envueltos en este tráfico cuando se les confronta con sus crímenes? ¿Se justifican? ¿Entonan el mea culpa? ¿Se niegan a hablar? ¿Lo ven perfectamente normal? Carlos Giménez opinaba en un prólogo para Paracuellos, su novela gráfica sobre los hospicios del franquismo, que era todo consecuencia del estado mental de supresión de derechos y violencia impuesto por el Estado. ¿Es de la misma opinión?

 

Hola. Buenas tardes. Para la novela no he entrevistado a ningún doctor. Sí a algunas hermanas Esclavas, pero que tenían que ver con una de las protagonistas, María Topete y con sus hermanas. Los sucesos de la novela son muy anteriores a los robos de los últimos años, así que las dos hermanas que he entrevistado no tenían nada que ver con el asunto. En cuanto a Carlos Giménez, no conozco su trabajo. Lo lamento.

 

Esperanza Gómez

2. 07/03/2011 - 18:03h.

 

Lo que pasó durante la posguerra fue aberrante pero, ¿qué opina usted de que esto haya seguido pasando hasta los años 80? Incluso ha habido alguna denuncia de 1990. Esto como quien dice, fue hace dos días y me parece vergonzoso que se haya estado tapando a médicos, enfermeras, curas, monjas, notarios, etc.

 

Sí, es vergonzoso. Y para mí, una sorpresa que haya continuado hasta tan tarde, pero creo que son casos distintos, nacidos de una ley de adopciones que tenía muchos agujeros. Los casos de niños de la posguerra, por lo que conozco, tenían una motivación política: salvarlos de sus padres rojos. Lo que he leído ultimamente se parecen a mafias organizadas.

 

Nachoboot

3. 07/03/2011 - 18:04h.

 

¿Qué mecanismo existen en la actualidad para que una familia que adopta en el extranjero esté segura de que no se trate de otros "niños robados"?

 

Buena pregunta, a la que lamento contestar que no lo sé.

 

Lucas

4. 07/03/2011 - 18:07h.

 

Hola Ana, ¿Qué tipo de mujeres parían en las Casas Centrales de Expósitos? ¿Qué opina sobre que una madre registre a su hijo con un nombre falso, pero los demás datos sean reales y jamás se vuelva a saber de ese hijo? Ni la propia familia sabe de su existencia. Un saludo.

 

Yo he trabajado sobre la prisión de Ventas, hasta 1943, y la de San Isidro, en el mismo período. Se trataba de madres que estaban en la cárcel por republicanas o familia de perdedores de la guerra. A veces se veían obligadas a entregar a sus hijos antes de que se murieran de hambre o terminarán en la calle prostituyendose.

 

Marta

5. 07/03/2011 - 18:08h.

 

Hola, no he leído todavía tu libro, lo haré en breve, pero me llama mucho la atención el título, ¿cómo se te ocurrió? Gracias Ana

 

Es un verso de un romance que fluye a lo largo del libro, el romance de El Conde Sol: "Si a los tres años no vuelvo, viuda te puedes dar"

 

Raúl

6. 07/03/2011 - 18:09h.

 

Este fin de semana he devorado Si a los tres años no he vuelto, felicidades, ¡me ha gustado mucho! El personaje de Jimena es fascinante, ¿te has basado en alguna persona para construir este personaje?

 

Gracias a ti por leerlo. Sí, Jimena es un trasunto de Petra Cuevas, Trini Gallego, Paz Azzati...un montón de mujeres que se dejaron lo mejor de su vida en las cárcels de la posguerra.

 

Lara

7. 07/03/2011 - 18:11h.

 

Hola Ana. ¿Cómo hizo para documentarse? ¿Por dónde empezó? Imagino que no debe ser fácil... Un saludo.

 

Bueno, no es fácil. Comencé a documentarme ya con mi primer libro, "La mujer del maquis". Aquí opté por una novela, porque hubo un momento en que me faltaban datos con fechas reales, necesitaba interpretación, porque a veces los archivos no tienen ni ojos, ni cara, ni piel.

 

Jordi Grau i Gatell

8. 07/03/2011 - 18:17h.

 

Si durante los primeros años de la Dictadura las adopciones irregulares fueron en gran medida ideológicas -Vallejo Nájera-, las que sucedieron desde1950, ¿qué tienen de ideológico -quitar hijos a marxistas, putas, madres solteras- y qué de negocio al amparo de una estructura no sé si preexistente?

 

Todas me parecen igual de execrables y crueles. Me limito a señalar un componente más en los casos de la posguerra inmediata a la guerra. Eran unos fanáticos que se imbuían de la teoría neonazi de Vallejo-Nágera.

 

JR London

9. 07/03/2011 - 18:19h.

 

¿Hasta que punto estaban al corriente de estos robos las autoridades eclesiásticas? ¿Es posible que en una institución tan jerarquizada como la Iglesia católica las autoridades no tuviesen conocimiento de las actuaciones delictivas de sus miembros?

 

En la investigación para la novela hubo un momento en que choqué con los muros de la Iglesia. Se perdía el rastro de las adopciones en la documentación de los conventos y los seminarios. Sé que a otros investigadores, historiadores y periodistas les ha pasado algo similar.

 

Gema

10. 07/03/2011 - 18:21h.

 

Hola Ana, en tu libro SI A LOS TRES AÑOS NO HE VUELTO, ha sido muy complicada la labor de documentación? todos los personajes son reales? muchas gracias

 

Lo que iba a ser la historia de María Topete, una directora de cárceles de madres, se transformó en novela entre otras cosas porque se me agotaron los hechos, la documetnación y necesitaba la interpretación, lo que intuía que era cierto pero no podía demostrar. En cuanto a los personajes reales, salvo Jimena y la familia de su marido, todos son reales, aunque novelados.

 

Juan

11. 07/03/2011 - 18:22h.

 

Hola. Tengo una curiosidad: este asunto de "vender" y arrebatar niños, ¿hasta dónde en la jerarquía eclesiástica de entonces llegaba? ¿Era un tema interno y conocido sólo en el seno de una o de dos instituciones? ¿O era algo repetido en diferentes centros religiosos? Y hoy: ¿ha mostrado la iglesa actual preocupación por aquellos hechos o mira para otro lado? Saludos y gracias

 

Si yo hubiera tenido respuesta a sus preguntas hubiera terminado escribiendo un ensayo seguramente, en vez de una novela. Puedo intuir cosas, pero no desmotrarlas con documentos. Sé que algunos historiadores lo intentan aún.

 

Moti Nelken

12. 07/03/2011 - 18:25h.

 

¿Ha localizado nuevos casos reales de prisioneras, fusiladas o no, cuyos hijos les fueron robados? ¿Ha encontrado la complicidad de medios católicos en esos robos?

 

He conocido a mujeres que estuvieron cerca de otras que perdieron a sus hijos en la cárcel. Alguno desapareció. También he encontrado a alguna persona que fue dada en adopción y tuvo una infancia terrible. En cuanto a la Iglesia, me remito -para no repetirme- a las preguntas anteriores.

 

Joseacas

13. 07/03/2011 - 18:26h.

 

¿Por qué el título del libro?

 

Es una estrofa de un viejo romance castellao, de El Conde Sol "Si a los tres años no vuelvo, viuda te puedes dar"

 

Vicente

14. 07/03/2011 - 18:30h.

 

Buenos días Ana. Llegado a este punto del caso, lo cual ya nadie puede poner en duda, ¿se podrían pedir responsabilidades penales a sus autores, encubridores etc.?

 

No lo sé. Creo que las asociaciones los están intentando, pero sospecho que la documentación va a ser una de las trabas importantes, así como la prescripción de los supuestos delitos.

 

Marge Simpson

15. 07/03/2011 - 18:32h.

 

Hola Ana. He leído tu novela este fin de semana y me ha emocionado. He visto que en El Corte Inglés se acompaña de un librito de fotos magnífico que no estaba en la librería donde yo lo compré. ¿De dónde has sacado esas fotos?

 

Una parte del maravilloso archivo de Santos Yubero, que está en el centro Joaquín Leguina -en Madrid- y se puede visitar. Otra parte, me ayudaron las compañeroas de la editorial -Miryam y Belén- y el fotógrafo Manuel Durán, de Espasa.

 

Juan María

16. 07/03/2011 - 18:40h.

 

¿Por qué le interesaba este tema? ¿Algún caso conocido o simple curiosidad?

 

Cuando escribí "La Mujer del Maquis", las mujeres-madres que pasaron por la prisión de Ventas y San Isidro me hablaron de María Topete, un personaje que dejo un rastro horrible entre las presas . Después, gracias a otra presa y su libro, Tomasa Cuevas, pude seguir a "La Topete", que resultó ser una mujer ilustrada y monarquica, y terminó convirtiendose en una carcelera de pedernal. Murió en el año 2000, a los cien años convertida en una dulce anciana. Es el núcleo de la novela.

 

Jaime

17. 07/03/2011 - 18:42h.

 

Este fin de semana he leído Si a los tres años no he vuelto y me he quedado con ganas de saber más sobre el tema. En tu novela te centras en Madrid, pero me gustaría saber si la situación era parecida en el resto de ciudades españolas.

 

Sí, hubo otras prisiones, como el penal de Amorebieta, que fueron terribles. Si quiere saber más, un libro de finales de los años 70, de Tomasa Cuevas -testimonios de presas republicanas- y los escritos y libros del profesor Ricard Vinyes le ayudarán.

 

Begoña

18. 07/03/2011 - 18:45h.

 

¿Por qué he de comprarme Si a los tres años no he vuelto? ¿Qué me voy a encontrar en la novela?

 

Se va a encontrar una época aún insuficientemente contada y novelada. Y amor, crueldad, aventura, además de un esfuerzo por contextualizar los primeros años de la posguerra y su vida cotidiana. No puedo hacer más por convencerla.

 

Raquel

19. 07/03/2011 - 18:47h.

 

¿Cómo es la experiencia de acercarse a madres e hijos que han pasado por estas experiencias tan traumáticas? ¿Cómo se prepara uno? ¿Cómo consigue superar la desconfianza de los protagonistas...? Y, sobre todo, ¿cómo se vive después? ¿el mundo se ve con otros ojos?

 

Pues se pasa fatal, porque aunque he escrito una novela, necesité acercarme a algunas de ellas e interiorizar su dolor, aunque una sabe que por más que lo intente, nunca llega hasta lo que ellas pasaron. Y se aprende también a situar la ácidez y los enfrentamientos de hoy en día y a valorar la democracia -imperfecta si quieren- que tenemos.

 

Aurori

20. 07/03/2011 - 18:49h.

 

Hola ana, acabo de caer en este chat por casualidad, yo leí tu anterior libro, el de "La mujer del maquis" y me gustó mucho, me compraré también este Si a los tres años no he vuelto. La mujer del maquis era ensayo, pero veo que este es una novela, ¿hasta qué punto me tengo que creer lo que voy a leer en el libro?

 

Hola. Está basada en hechos reales, pero al faltarme documentos y testimonios de la época -han pasado 70 años- opté por novelar lo que yo intuía -o me contaron- que había pasado. La mayoría de los personajes son reales y el epílogo aclara casi todo.

 

rcaneda

21. 07/03/2011 - 18:51h.

 

Hola Ana. ¿Te has planteado escribir algo sobre los casos de niños robados más actuales?

 

No se me ha ocurrido. Por un tiempo, creo que mi cuota de dolor y empatía con las protagonistas está cubierta -quizá suene egoísta, pero escribo demasiado con las tripas- y veo en los medios que tengo exclentes colegas que hacen buena investigación.

 

Alla

22. 07/03/2011 - 18:52h.

 

¿Cuál fue la 'chispa' que le hizo elegir este tema y no otro? ¿Recuerda el momento en el que decidió que escribiría 'Si a los tres años no he vuelto'?

 

Si, lo he comentado antes. Cuando las mujeres de "La mujer del maquis" que pasaron por la maternal de la cárcel de Ventas me hablaron de María Topete. Así comenzo "Si a los tres años..."

 

Rebeca

23. 07/03/2011 - 18:52h.

 

¿Qué temas te planteas para próximos libros?

 

Uffff, dejame que salga de esta.

 

Juan

24. 07/03/2011 - 18:53h.

 

¿Cómo ha sido trabajar en este tema? Imagino que habrá dado más de un quebradero de cabeza...

 

Unos cuantos quebraderos, pero también he aprendido mucho, me he reído y he sufrido con los protagonistas, al tiempo que he descubierto lo que es escribir sin la muleta de "las comillas" periodísticas. No sé si lograré perfeccionarla.

 

Laura

25. 07/03/2011 - 18:56h.

 

¿Por qué este tema ha estado tanto tiempo oculto, sin que saliera a la luz pública? ¿Cómo ha podido pasar?

 

No creo que estuviera oculto. Ya he contado que a finales de los 70, una mujer Tomasa Cuevas, recogió testimonios clave y después ha habido investigadores, como Vinyes, que siguieron...quizá cada cosa tiene su momento, no sé, es un misterio.

 

Rebeca

26. 07/03/2011 - 18:58h.

 

¿Qué dificultades se derivan de novelar testimonios históricos?

 

Para mí, muchas. Siempre está la mezcla de ficción y realidad y cual es la dosis justa e injusta...Es todo tan subjetivo!

 

Alba

27. 07/03/2011 - 19:01h.

 

El pasado domingo la oí en "A vivir que son dos días". Me encantó el programa, pero me quedó una duda. Hicieron referencia a las espeluznantes teorías de Vallejo Nágera y me preguntaba si nos podría contar un poco más cuáles eran sus posturas. Gracias y suerte con el libro, yo me lo voy a comprar esta semana!

 

Necesitaría una charla de muchas horas, pero basicamente Vallejo Nágera estudió en Alemania -durante un tiempo- y era partidario de las teorías de los nazis sobre la genetica y la pureza de la raza. Hizo una adaptación a "lo nacional" -aquí somos bajitos y morenos la mayoría- deduciendo que los marxistas tenían problemas mentales, una debilidad genética. Pero su obra está escrita y tiene muchos colegas que le estudiaron. También hay tesis doctorales sobre él.

 

Domenec Ruiz Devesa

28. 07/03/2011 - 19:03h.

 

¿En tu opinión la temática de los bebés robados, forma parte de eso que se ha venido en llamar memoria historica, aun cuando muchos de los casos pasaron despues de la guerra y no por motivos estrictamente politicos (aunque si sociales)?

 

No conozco a fondo el tema de los niños robados en la última época. Sólo a través de las investigaciones de compañeros. Pero sospecho que las leyes de adopciones de la posguerra alargaron la situación y dieron pie a los últimos casos. Pero insisto, yo no he trabjado sobre esta última época.

 

María

29. 07/03/2011 - 19:04h.

 

¿Crees que tiene solución la situación de estos "niños perdidos"?

 

No lo sé. Los archivos y la documentación van a ser un problema. Ojalá encuentren una salida.

 
 

Mensaje de despedida

Gracias a todos. Ha sido un placer.

 
 

Webs de PRISA

cerrar ventana