Carlos Slepoy

Abogado argentino especializado en Derechos Humanos

Viernes, 16 de Abril de 2010

 

El proceso al que está siendo sometido el magistrado Baltasar Garzón ha provocado multitud de reacciones. El apoyo al juez se ha extendido hasta Argentina, donde incluso se ha presentado una querella por crímenes franquistas. El abogado argentino especializado en Derechos Humanos Carlos Slepoy, uno de los abogados que trabaja en la causa en colaboración con entidades humanitarias, ha charlado con los lectores sobre el acoso al que está siendo sometido el juez.

 

Los internautas preguntan a Carlos Slepoy

 
 

Carlos

1. 16/04/2010 - 15:20h.

 

¿Por qué cree usted que no acusaron por prevaricación al juez Garzón cuando investigó las dictaduras latinoamericanas y sí cuando ha investigado la española?

 

El juez Garzón actuó en cumplimiento de lo que ordena la ley española, es decir, la persecución de crímenes lesivos para la humanidad, aun cuando se cometan fuera del territorio español. Con más razón, esos mismos crímenes deben ser perseguidos cuando se cometen en el propio territorio. Por eso es incomprensible que se le acuse en este momento de prevaricación. En todo caso, las resoluciones de Garzón en lo esencial fueron confirmadas tanto por la célula de lo Penal de la Audiencia Nacional como por el Tribunal Supremo.

 

Jesús

2. 16/04/2010 - 15:23h.

 

Somos muchos los que opinamos que en España, desde 1936 se cometió un genocidio y que por tanto nunca podrán prescribir esos delitos. ¿Qué opina usted?

 

Efectivamente, es así. El genocidio se comete desde el comienzo del alzamiento nacional hasta el fin de la dictadura franquista, sin perjuicio de que la mayor criminalidad masiva se produce en las dos primeras décadas del régimen. También en el caso de la dictadura argentina, que duró siete años, la mayor cantidad de violaciones de los derechos humanos se produjeron en los tres primeros años, lo que no impidió que la investigación judicial se extendiera a todo el periodo de la dictadura, tanto por parte de los tribulanes españoles como ahora por parte de los tribunales argentinos que, anuladas las leyes de punto final y obediencia debida, están juzgando a los criminales.

 

Álvaro

3. 16/04/2010 - 15:28h.

 

¿Por qué vía se plantea presentar la querella, por genocidio o por crímenes de lesa humanidad? Mucha suerte con la querella, me alegra que alguien se preocupe por presentar a juicio los crímenes franquistas.

 

La querella se presentó ante los tribunales federales argentinos que son los competentes para juzgar este tipo de delitos internacionales. Hemos calificado los hechos como genocidio porque entendemos que esto es lo que sucedió en España, aunque subsidiariamente también lo hacemos por crímenes de lesa humanidad. El genocidio es un crimen que se comete cuando el propósito de destruir grupos humanos enteros dentro de una nación a efectos de crear una sociedad sin la existencia de los mismos. El represor se propone depurar la nación y llevar adelante su proyecto político, económico y social sin la presencia de los mismos. La represión por tanto es discriminada y se elimina a los individuos con el objetivo de destruir su grupo de pertenencia. Los crímenes de lesa humanidad, en cambio, son también crímenes masivos, pero indiscriminados, constituyen ataques generalizados o sistemáticos contra la población civil, pero no es su propósito reorganizar o recrear la sociedad en la que se cometen.

 

Antonio

4. 16/04/2010 - 15:35h.

 

¿Puede explicarnos cómo es el clima en Argentina de cara a la querella que ustedes van a presentar sobre el franquismo? ¿este clima se está dando en otros países de su entorno?

 

A diferencia de lo que ocurrió en su día con la apertura de los procedimientos en España en relación con el genocidio cometido en Argentina y Chile, que se instruyeron durante mucho tiempo sin ningún tipo de apoyo, esta querella ha recibido la adhesión unánime y calurosa de infinidad de personas y organizaciones sociales y de derechos humanos desde el mismo momento en que fue anunciada su presentación. Ha despertado una enorme expectativa no sólo en Argentina, sino en muchos países de América Latina en donde residen muchísimos españoles exiliados del franquismo. Por otra parte, en el momento en que se iniciaron los procedimientos en España respecto de lo sucedido en Argentina y Chile, nadie prácticamente había oído hablar del principio de jurisdicción o justicia universal. Hoy, pasada algo más de una década y por la influencia en gran medida de los procedimientos abiertos por parte de la justicia española en la aplicación de este principio, la gente siente que éste es un modo legítimo y eficaz para perseguir a criminales internacionales y deposita entonces su confianza en que el procedimiento que ahora se abre será útil para terminar con la impunidad de crímenes que se cometieron durante 40 años y fueron silenciados durante algo más de otros 30, generándose la sensación de que nunca podrían ser juzgados.

 

Jaime

5. 16/04/2010 - 15:45h.

 

Buenas Tardes. ¿No hubiese sido mejor intentar impugnar la Ley de Amnistía por ir contra los derechos humanos que intentar obviarla pues en un estado de derecho un Juez debe aplicar la Ley que hay aunque no le guste?

 

En primer lugar, el juez Garzón ha interpretado, y nosotros compartimos esa interpretación, que la ley de amnistía sólo ampara delitos con intencionalidad política, y no pueden considerarse como tales delitos como el genocidio o los crímenes de lesa humanidad. Así lo establecen múltiples resoluciones internacionales y en general los convenios de extradicción, que establecen que se extraditarán a personas acusadas de delitos políticos pero no se considerarán como tales los crímenes lesivos para la humanidad. Lo cual quiere decir que es posible llevar adelante estos procesos en España aun subsistiendo la ley de amnistía, aunque, como ya lo ha manifestado por ejemplo el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, esa ley debería ser derogada. En segundo lugar, aunque la ley de amnistía expresara que los responsables de estos crímenes quedan amnistiados, sería contraria a las normas imperativas del derecho internacional, por lo que cualquier juez debería aplicar este derecho, que es de rango superior al derecho interno de los estados. En tercer lugar, el modo más eficaz de impugnar la ley de amnistía y conseguir que los crímenes no queden impunes, es precisamente através de las actuaciones judiciales. Así ha ocurrido en relación con las leyes de impunidad de Argentina y Chile, que fueron anuladas tras el desarrollo durante varios años de procesos judiciales que declararon la contrariedad de los mismos con las leyes internas y del derecho internacional.

 

Edgar Gonzalez

6. 16/04/2010 - 15:46h.

 

Me gustaria saber si el Rey tendría alguna responsabilidad en el caso de que se investigaran los crimenes de Franco. ¿Debería Don Juan Carlos condenar el franquismo?

 

Toda persona de bien debería condenar el franquismo, que produjo uno de los mayores genocidios del siglo XX.

 

platon

7. 16/04/2010 - 15:48h.

 

¿Por qué han presentado ustedes una querella contra el franquismo?

 

Se ha presentado como consecuencia de la aplicación del principio conforme al cual deben ser perseguidos internacionalmente todos los que cometan crímenes como los que cometió el franquismo y, sin duda, incentivados por la impunidad que sobre los mismos existe en España y la paralización de las actuaciones judiciales del juez Garzón, que pretendían terminar con esa impunidad.

 

Andrés.A

8. 16/04/2010 - 15:48h.

 

¿Hasta que punto la ley de amnistia española del 1977 se contradice con la jurisprudencia internacional en materia de derecho humanos? ¿Usted cree que es necesario cambiar la legislación española vigente en este tema?

 

Se opone absolutamente, tal como ha quedado contestado con anterioridad.

 

valenciano

9. 16/04/2010 - 15:49h.

 

¿Cómo se valoran en Argentina las actuaciones que Garzón realizó sobre las dictaduras latinoamericanas, y en concreto sobre la argentina?

 

La colaboración que las actuaciones judiciales de España tuvieron para terminar con la impunidad en Argentina ha sido extraordinaria. Constutuyeron un aporte fundamental para el fin de la impunidad legal en nuestro país.

 

Juan

10. 16/04/2010 - 15:52h.

 

Hola, Carlos. Encantado de conocerle. ¿Sabría usted decir cual es el elemento clave para saber si al Juez Garzón se le está juzgando por "meterse con Franco" o por hacerlo saltándose la Ley (aparte de las otras dos causas)? Gracias

 

Sin duda, el elemento central ha sido su intento de investigar los crímenes del franquismo sobre los cuales ha pesado durante mucho tiempo el intento de desmemoria e impunidad. Los que se están saltando la ley son los que se temen juzgarlos. Él la ha aplicado en sus estrictos y correctos términos.

 

Antonio F.

11. 16/04/2010 - 15:54h.

 

Mi reconocimiento señor Slepoy, ¿cómo se puede explicar que se inculpe al juez Garzón por cuestiones procedimentales que son muy frecuentes en los tribunales y que, a lo sumo, son causa de nulidad de las actuaciones?

 

Es una buena pregunta, porque las razones son insondables. La justicia española, que tanto prestigio internacional cobró al ser pionera en la lucha universal contra la impunidad, hoy tiene un enorme descrédito, ante el despropósito que significa tanto su negativa a investigar los crímenes cometidos durante el franquismo como en su intento de inhabilitar al juez Garzón.

 

JOSE GAMO

12. 16/04/2010 - 15:56h.

 

¿Qué consecuencias en el proceso puede tener el hecho de que gran parte de los acusados hayan fallecido?

 

El periodo de investigación que nosotros proponemos abarca toda la dictadura. Se extiende hasta las primeras elecciones democráticas, es decir, hasta el 15 de junio de 1977. Como se comprenderá, es innumerable el número de responsables que hoy están vivos, y muchos de ellos, con posiciones de poder político, económico o social dentro de la sociedad española.

 

Pepito Grillo

13. 16/04/2010 - 15:59h.

 

¿Por qué se pone en cuestión la aplicación del Derecho Internacional en materia penal en este asunto, pese a la vigencia de la Ley de Amnistía española, y por qué ésta no fue abrogada en algún momento oportuno de nuestra historia democrática tras la Constitución de 1978?

 

Como suele suceder en todos estos procesos, al crimen sucede la impunidad, por complicidades, miedos, coacciones, etc. Lo lamentable es que ese pacto de impunidad se haya concertado con fuerzas políticas que son herederas de las víctimas del genocidio. Pero siempre se está a tiempo de rectificar. Confiamos en que así se haga y que finalmente estos crímenes sean juzgados por la justicia española.

 

María

14. 16/04/2010 - 16:00h.

 

Luego ¿Puede ser que los que realmente esten prevaricando sean los que juzgan ahora a Garzón?

 

No es que pueda, es que es.

 

Óscar

15. 16/04/2010 - 16:00h.

 

¿Cómo puede valorarse que Mariano Rajoy haya tildado los actos en defensa a Garzón de antidemocráticos cuando justamente Garzón habla desde una democracia y juzga una dictadura?

 

Hay manifestaciones que califican por sí mismas a quienes las emiten.

 

Paco

16. 16/04/2010 - 16:03h.

 

¿Creé que la querella puede prosperar? ¿No parece un poco floja, por genérica, la exposición de hechos?

 

La querella se basa en dos hechos muy concretos perfectamente desarrollados y se han tomado como importantísima referencia las resoluciones del juez Garzón que con absoluta minuciosidad relatan los hechos criminales, el propósito que los mismos tuvieron y las consecuencias que generaron en la sociedad española. En todo caso, una vez abierta la investigación, declararán una inmunerable cantidad de testigos y se aportarán muchos documentos que servirán para precisar con mayor profundidad los hechos. Esta es precisamente la tarea de una investigación judicial, y para ello se abre la misma. El procedimiento judicial se inicia cuando existen indicios de criminalidad y tiene por objeto conocer mejor los hechos e identificar a los responsables de un delito.

 

Marian

17. 16/04/2010 - 16:06h.

 

Buenas tardes, ¿qué opina del rechazo de Garzón a las acciones de apoyo que está recibiendo?

 

Yo entiendo que él esté pasando por una situación incómoda, pero lo que no puede evitar es la indignación y las manifestaciones de la gente tanto en España como en el resto de la comunidad internacional. Él, quiéralo o no, encarna en estos momentos el deseo de justicia de amplias mayorías de la población española y de otros lugares del mundo.

 
 

Mensaje de despedida

Agradezco las preguntas, lamento no haber podido explayarme más sobre las mismas, y quiero destacar ante algunas insinuaciones respecto de qué hace un abogado argentino metiéndose con cuestiones de España, dos cosas. En primer lugar, que vivo en España desde hace 32 años, tengo la nacinoalidad española, en España se han criado mis dos hijas y ha nacido mi hijo, he vivido momentos dolorosos y felices en este país, especialmente en lo que se refiere al extraordinario aporte que se hizo desde España para que terminara la impunidad en Argentina y Chile. Y en segundo lugar, y fundamentalmente, lo que ha ocurrido en España es motivo de preocupación y dolor para cualquier ciudadano del mundo. Llegará el tiempo en que se sienta ya definitivamente una conciencia universal de que los enemigos del género humano deben ser perseguidos en todo tiempo y en todo lugar. Será posible entonces pensar en un mundo mejor.

 
 

Webs de PRISA

cerrar ventana