ELPAÍS.com
EL PAÍS Semanal

Reconstruimos aquí la vida de los mineros chilenos que permanecieron 69 días atrapados en la mina San José, a 622 metros bajo tierra. Una emocionante operación de rescate, realizada con una cápsula diseñada con la ayuda de la NASA y seguida en directo por 1.000 millones de personas todo el mundo, devolvió a estos 33 hombres a la superficie.

Por Francisco Peregil

COMPÁRTELO »

  • Eskup
  • Facebook
  • Twitter
  • Menéame

Mi hermano tiene un carácter fuerte

52 años. Casado, con un hijo de 20 años

Eskup

» ¿Qué es eskup?

Para poder escribir en Eskup y participar en esta conversación tienes que registrarte. Date de alta aquí »

Juan Illanes

Electromecánico y ex militar

En su primera grabación en vídeo, desde el fondo de la mina, Juan Illanes se dirigió con voz segura al presidente de Chile: “Y un mensaje cortito para Sebastián Piñera: tiene aquí un personaje no muy grande, pero que participó en un evento muy importante a nivel internacional en el año 1978. Este es el segundo”.

Su hermano Óscar recuerda aquella experiencia: “Él hizo el servicio militar allá justo en el momento en que teníamos un conflicto con Argentina. Permaneció atrincherado dos años, hasta que se resolvió el asunto. Se veían unos con otros, pero no hubo intercambios de tiros. Él no mencionó nunca miedo. Pero pasó un entrenamiento duro, con autoridad rígida. Eso fortaleció su carácter. De hecho, los oficiales le recomendaron que se quedara. Pero él sabía sumar y restar y vio que afuera se ganaba mucho más que en las filas”.

“Mi hermano tiene un carácter fuerte, con voz de militar, casi. Sin ser mala persona, su tono de voz produce de pronto escozor en el grupo, hasta que lo conocen y ven que es sano. Le gustan los chistes de doble sentido, pero trata de usar palabras exquisitas, como perfiles, conductor regular, jefe, en el sentido del rango, que no todo el mundo lo utiliza. Le gusta reparar cosas viejas. Ve un auto chocao y preguntan cuánto vale a ver si lo puede reparar. El hijo está estudiando ingeniería informática en la universidad”.
“Cuando reconoce la experiencia, la respeta. Pero, curiosamente, no tiene la misma delicadeza con nuestro papá. Ahí hay ciertos resquemores. Como todo matrimonio en Chile, hubo ciertos problemas, están separados y vivimos todos muy cerca, en el mismo pueblo. Juan se puso de parte de mi mamá. Pero yo creo que en una relación las dos personas son responsables”.

“Antes de venir pasó un periodo de vacas flacas, sin trabajo y poca renta; y eso le echó para acá. El contrato que tenía era de un año. Pretendía comprarse un vehículo para hacerse independiente. Y volverse a nuestra tierra, que está a 12 horas en bus de la mina. Es un pueblo tranquilo, pavimentado, nos conocemos casi todos y se vive bien, sobre todo si se tiene trabajo”.

“Su forma de ver los problemas es analizarlos y si tienen solución dársela; si no, olvidarlos. Si pretende darme cierta tranquilidad, lo está consiguiendo. No hace mención a la luz, a un baño único, a una ducha única. No menciona si camina dos pasos y se le apaga la lámpara y se tiene que quedar parado… Yo procuro usar el mismo método; nada de victimismo. Al principio aquí había desconfianza en la información que se nos entregaba. Vi a la mamá de uno con medicamentos y ya destrozada. Y le dije: ‘¿Me queréis causar más problemas o me queréis ayudar?’ Si quieres llorar, piensa que están todos muertos. Pero si no, apoya al grupo. A la víctima no hay que darle espacio para que se siga considerando víctima. Y si están todos muertos, ya vendrán las pruebas y entonces lloraremos todo lo que tengamos que llorar”.

“Uno nunca va a saber cómo se ganó Urzúa [Luis, el jefe de turno y líder de los 33] el respeto de todos. Les tuvo que hacer ver que si no había un líder, no habría orden, y sin orden, los pocos recursos que tenían, se podrían despilfarrar. Pero la colaboración de gente como mi hermano, que saben lo importante que es la cohesión del grupo, seguro que ayudó”.

ELPAÍS.com
Miguel Yuste 40
28037 Madrid [España]
Tel. 91 337 8200
EL PAÍS Semanal

COMPÁRTELO »

  • Eskup
  • Facebook
  • Twitter
  • Menéame