ELPAÍS.com
EL PAÍS Semanal

Reconstruimos aquí la vida de los mineros chilenos que permanecieron 69 días atrapados en la mina San José, a 622 metros bajo tierra. Una emocionante operación de rescate, realizada con una cápsula diseñada con la ayuda de la NASA y seguida en directo por 1.000 millones de personas todo el mundo, devolvió a estos 33 hombres a la superficie.

Por Francisco Peregil

COMPÁRTELO »

  • Eskup
  • Facebook
  • Twitter
  • Menéame

Sáquenme de este hoyo, vivo o muerto

50 años y sin hijos

Eskup

» ¿Qué es eskup?

Para poder escribir en Eskup y participar en esta conversación tienes que registrarte. Date de alta aquí »

Yonny Barrios

El enfermero

La historia de Yonny destapó todo un culebrón de intereses. Una mañana se presentaron en la carpa del campamento destinada a sus familiares dos mujeres en disputa. Por un lado, Marta Salinas, la que había sido su esposa durante 28 años; y por otro, Susana Valenzuela, con la que mantiene una relación desde hace meses.

Para colmo de enredos judiciales, Yonny jamás llegó a divorciarse de su esposa. El tema de fondo era saber quién tenía derecho a administrar el dinero de Barrios. Marta y Susana estuvieron a punto de llegar a las manos. Finalmente, Barrios escribió una carta en la que apoderaba a Susana. La carta se leyó de noche en el campamento, a la luz de las fogatas. Pero, por si quedaba alguna duda, Yonny dejó dicho en el primer vídeo que se encargara Susana de las cuestiones de la plata. “Al irse de una casa, está montando la otra y tiene que pagar muchos muebles. La mujer con papeles se peleó con la otra en el campamento".

Yonny es el que se encarga de trasladar todos los informes médicos de sus compañeros al equipo de rescate. “Las cosas de enfermería las aprendió de pequeño, lo mismo que los otros ocho hermanos que éramos en casa. Porque nuestra mamá padecía diabetes”, explica su hermana. “Ella nos decía: ‘si me desmayo pónganme la inyección, pónganla, no más. Pero ya no tenía bracitos por donde ponérselas, todo eran ampollas. Y después en las piernas, y después en el cuello”.

Barrios habla bajito y observa mucho. Le gusta armar barcos dentro de botellas. Parece paciente y reconcentrado, pero en algún momento debió vencerle la desesperación y escribió a su familia: “Estoy bien, pero sáquenme de este hoyo, vivo o muerto”.

ELPAÍS.com
Miguel Yuste 40
28037 Madrid [España]
Tel. 91 337 8200
EL PAÍS Semanal

COMPÁRTELO »

  • Eskup
  • Facebook
  • Twitter
  • Menéame