Retrato de un país

6. Albañil

+Info
Albañil

Florian Gepu, 22 años

Orgullo de Alcalá

Por Sergio C. Fanjul

No encontrarán aquí el drama de la inmigración. Florian Gepu parece satisfecho: "Nunca tuve miedo de venir. Llegué hace tres años, cuando tenía 19, buscando trabajo y dinero. Aquí se vive mejor que en Rumania; allí cobraba poco, unos 300 euros, y la vida era igual de cara". Trabaja en una empresa madrileña de reformas y telecomunicaciones. Es uno de los 720.000 rumanos que se instalaron en España en los últimos años, al calor de la expansión económica, cifra que los convierte en la colonia extranjera más numerosa, por encima de marroquíes y ecuatorianos. Aunque es cierto que, tras el declive del ladrillo y después de consultar la calculadora, muchos han decidido regresar. Florian lo sabe. Sin necesidad de mirar las estadísticas: "Jugaba al fútbol los domingos en un equipo con amigos rumanos. Ahora la mitad de ellos se han ido".

En Rumania, que entró en la Unión Europea en 2007, vuelve a haber demanda de mano de obra gracias a la inversión de los fondos europeos. Sin embargo, Florian es de los que se quedan. Por el momento tiene trabajo y le gusta España. Vive en Alcalá de Henares. "Es la ciudad con más rumanos de España", dice con indisimulado orgullo. Tanto es así que tienen su propia iglesia ortodoxa. Él pronto se irá a vivir con su novia. ¿Es también rumana? "Sí, pero ella es de Transilvania", dice, "como el Conde Drácula". Risas.

Fotografía de Javier Morán

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal