Retrato de un país

12. Carpintero

+Info
Carpintero

Manolo Cancelas , 51 años

Autodidacta de libro

Por Carmen Mañana

Como en las mejores novelas del romanticismo, todo empezó con una tuberculosis. A los 23 años, Manolo Cancelas (Navia, Asturias, 1958) se pasó 18 meses enfermo. No podía trabajar, pero tampoco quedarse de brazos cruzados. Empezó a devorar libros de carpintería. Porque desde que era un "guaje" se le daba bien trabajar la madera. "En mi casa éramos tres hermanos y no había dinero. Si querías una mesa, te la tenías que hacer".

La suya fue una formación tan atípica como él mismo. Nunca vio a un carpintero trabajar. Con maña, curiosidad y echándole un ojo a los manuales, elaboró sus primeras piezas. "Los amigos me decían: 'Oye, ¿por qué no me haces una silla?". Tres décadas después, Cancelas se ha especializado en cocinas a medida y sigue consultando manuales, pero esta vez en Internet, una herramienta que se ha revelado casi tan útil como la taladradora. Su empresa es él: jefe, empleado y administrador. En la época de las vacas gordas, todos le animaban a ampliar el negocio. Él decidió no crecer, seguir tranquilo en su taller. Ahora que las fábricas de muebles de Asturias comienzan a cerrar por el pinchazo inmobiliario, él sigue adelante. "Con una cocina y tres armarios tengo para dos meses". No es pesimista sobre el futuro. "Al final, la gente necesita que su armario llegue de la puerta a la encimera. Y si no pueden comprar cosas, tendrán que arreglarlas". Cuando se jubile quiere seguir haciendo casi más de lo mismo. Tranquilo, en su taller.

Fotografía de Paco Paredes

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal