Retrato de un país

67. Director de empresa

+Info
Director de empresa

Frans Reina, 43 años

El anti-ley de Murphy

Por Karelia Vázquez

"Todo lo que pueda ir bien, irá bien". Habla el Midas de la cosmética. Lo que toca lo convierte en oro. "Soy anti-ley de Murphy, y tampoco creo en la suerte. Si no compras el boleto, no te va a tocar la lotería". Se ve como un apagafuegos. En 2003 entró en Shiseido y, cinco años de crecimiento consecutivo después, la filial española -que ahora dirige- es la estrella de la firma japonesa de cosmética de alta gama. Reina es un hombre de "mente cuadriculada", entrenada en la jungla de una multinacional occidental. Su tránsito a la empresa nipona le obligó a frenar. Ya asume que todos los correos electrónicos de Tokio empiezan del mismo modo: "Thank you very much for your support and cooperation" (Muchas gracias por su apoyo y cooperación). Luego vendrán las exigencias, "como en cualquier empresa". Estamos en crisis. "Hundidos en la miseria", reconoce. Pero él anuncia para este año un crecimiento espectacular comparándose con un mercado que en el primer trimestre de 2009 cayó un 23%.

"Todos esperábamos que se cumpliera la tesis del pintalabios, pero no ha pasado". El llamado índice de la barra de labios supone una resistencia de las ventas de cosméticos en las crisis económicas. Es un gasto pequeño que aporta un plus emocional imprescindible en los malos tiempos. En medio del batacazo, Frans prevé crecer 30 puntos. ¿Con la que está cayendo? Vuelta a la filosofía japonesa: "Planta la semilla, abónala, riégala y la planta crecerá. Si no es este año, será el próximo". Su estrategia es la innovación. "Sabemos que entre nuestros clientes hay dinero, pero se ha extendido la prudencia. Entonces hay que darles motivo para gastar". Y buenos motivos son "cosas que no se hayan visto antes y que aporten un valor añadido".

Fotografía de Javier Morán

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal