Retrato de un país

72. Juez de línea

+Info
Juez de línea

Rafa Guerrero, 46 años

Todo es relativo

Por Diego Torres

"Antes nos decían: Beba Coca-Cola", reflexiona. "Ahora en vez de Coca-Cola nos dan crisis. Yo nunca he probado una Coca-Cola", dice en su casa de Trobajo del Camino (León). "Desde pequeño he pensado que lo americano ha oprimido al resto, y estoy en contra de la opresión". Rafa Guerrero, el hombre inasequible al refresco global, pitó 315 partidos de Liga y 174 internacionales en 14 años. Se hizo famoso en toda España una noche de 1996. Un micrófono de ambiente grabó la conversación que mantuvo con el árbitro Mejuto González. "¡Penalti y expulsión!", sentenció Guerrero. Y el árbitro respondió: "¡Rafa, no me jodas!". Se retiró en el Bernabéu hace un año. Los ojos se le llenan de lágrimas al recordar los tres pitidos finales. "El fútbol me lo había dado todo", reconoce. Ahora escribe su biografía, colabora con Marca y Radio Nacional y cuando puede viaja a África con Médicos Sin Fronteras. Cuando oye hablar de crisis le entra la risa. "En África no tienen nada y lo comparten todo. Aquí pagamos 70 euros por comer. El egoísmo provocó la crisis. Reducir gastos es un error. ¡Hemos llamado a la crisis a gritos! ¡Y aquí se ha instalado, más a gusto que la leche!".

Fotografía de Óscar Carriquí

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal