Retrato de un país

80. Ladrona

+Info
Ladrona

María, 41 años

Robar vaqueros de 40 euros y venderlos a 10

Por Jesús Duva

Es rumana y malvive en España gracias a la ropa que roba en grandes almacenes y tiendas del centro de Madrid. Entra en los comercios, coge unos pantalones vaqueros, una blusa o una camisa y los esconde en un bolso. Los arcos detectores de las tiendas no pitan de forma estridente cuando sale a la calle. ¿Por qué? Porque el interior del bolso ha sido forrado con 10 capas de papel aluminio, lo que hace que las ondas de los detectores no descubran las chinchetas magnéticas clavadas en las prendas.

María, cabello negro muy corto, se casó a los 14 años con un chico de su misma edad, del que años después se separó, harta de sus palizas. Tiene dos hijos -chico y chica- bajo el cuidado de sus padres en Rumania. Suele vender lo que roba a un precio muy inferior al que marcan las etiquetas. "Un vaquero de 30 o 40 euros lo suelo vender a 10. O, mejor dicho, lo solía vender a 10 euros. Porque desde que empezó la crisis, la gente compra menos ropa y, además, te obligan a que se la des por mucho menos", se queja esta ladrona. "¡La vida se ha puesto muy mal! Gano 200 o 300 euros al mes. Eso no da para nada". Hasta ahora ha tenido suerte. La policía sólo la ha detenido dos veces en el año que lleva en Madrid. Tiene pendiente un juicio por hurto de tres pantalones, lo que le supondrá una multa de 420 euros. "Después del juicio, me vuelvo a Rumania. Allí se vive muy mal, pero aquí la cosa está fatal y no hay trabajo. Ni siquiera de limpiadora. Y eso que me gusta mucho limpiar".

Fotografía de Javier Morán

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal