Retrato de un país

9. Limpiador

+Info
Limpiador

Salvador Cabello, 30 años

Brillo y esplendor

Por Nuria Barrios

A sus 30 años, el madrileño Salvador Cabello es especialista; un limpiador con galones. Está capacitado para eliminar la suciedad en todos sus grados, desde adecentar un baño hasta manejar máquinas de encerado, abrillantar cristales colgado en góndolas. Como los académicos de la lengua, su tarea es limpiar, hacer brillar y dar esplendor. Pero si la herramienta estrella de los académicos es el diccionario, la de Salvador es el Vim, los "polvos mágicos". Se gana así la vida porque quiere y, sobre todo, porque está bien pagado. Antes fue vigilante, comercial y técnico informático. "Hay gente encorbatada que me mira por encima del hombro, cuando yo gano más que ella".

Se ríe cuando le preguntan cómo se siente en un oficio tradicionalmente desempeñado por mujeres. "Cuando empecé era muy joven y me daba vergüenza, pero se me quitaba en cuanto me pagaban. Ahora ya no hay oficios de hombres o de mujeres". Salvador trabaja para ISS Facility Services, la empresa de limpieza más grande del mundo, cuya sede central está en Copenhague. Desde su trabajo ha sido testigo del cambio de roles, del incremento de inmigrantes y, por supuesto, de la crisis. "A todos nos afecta psicológicamente, porque nadie es imprescindible en su trabajo". Salvador admira a Felipe González, pero su voto es conservador. "La derecha maneja mejor el capital".

Fotografía de Óscar Carriquí

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal