Retrato de un país

78. Sastre

+Info
Sastre

Enrique Córdova, 62 años

Trajes sin vaivenes

Por María José Díaz de Tuesta

Puntualiza desde el comienzo: no quiere preguntas sobre las personalidades a las que viste. La discreción es uno de los valores de Sastrería Córdova. "Mire usted", precisa, "cuando en el ¡Hola! sale una boda, a ellas les encanta que se diga quién las viste y se conoce el modisto de todas. Los hombres no quieren que se sepa quién les ha hecho el traje".

Esta sastrería la fundó su abuelo en 1896, en un local de la Gran Vía madrileña. Nuestro hombre nació en la casa-taller-sastrería, hoy situada en la calle de Velázquez. Y con 11 años se puso a trabajar haciendo caso omiso al consejo paterno de que estudiara.

No se arrepiente. Lo suyo es vocacional. Sastrería a medida y "artesanal". Nada que ver con la moda, "un género menor". Diseño personalizado. "No viste igual un banquero, discreto y sobrio, que un arquitecto, que pide imaginación; o un empresario, que quiere algo más agresivo". El momento que menos le gustó a este caballero vestido impecable es la época yeyé, con pata de elefante y grandes solapas. "Fue horrorosa".

Un traje sastre cuesta un promedio de 2.000 euros. ¿Y la crisis? "La sastrería no es un negocio de grandes vaivenes, comercialmente es muy tranquila".

Fotografía de Javier Morán

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal