Retrato de un país

52. Violinista

+Info
Violinista

Ana María Valderrama, 28 años

La música en el aire

Por Aurora Intxausti

No concibe su vida sin un violín al hombro. Del aeropuerto de Barajas a la Escuela Superior de Música de Barcelona y de ahí a la Escuela Reina Sofía de Madrid, en la que pasa muchas horas del día. Ésa es su vida a diario. En vacaciones, conciertos y más conciertos. Ana María Valderrama aprendió a leer notas antes que letras, y cuando a los once años se colocó un violín entre sus dedos, supo que ése era el instrumento que le iba a permitir expresar lo que sentía.

Tocó como solista con el director Zubin Mehta y es un recuerdo que todavía tiene presente. "Sientes que la magia de la música se mete en todos los poros de tu piel. Ésta es una carrera que nunca termina, toda tu vida la pasas estudiando, intentando perfeccionar. Hay mucho sacrificio, mucho trabajo en solitario. El esfuerzo compensa, pero tienes que ser constante y paciente". ¿Cómo contempla el panorama? "El futuro es incierto. Si hay que reducir de algo, lo primero es la cultura". Ana pasa ocho horas al día ensayando y termina con los dedos destrozados y la espalda hecha añicos. ¿Su sueño? "Tocar con Dudamel. Si te tapas los oídos y te fijas en el movimiento de sus manos, te das cuenta de que va dejando la música en el aire".

Fotografía de Silvia Varela

Subir
elpais.com
Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
el país semanal