ENTRE SEDA Y ALGODONES


La oscarizada Sandy Powell diseñó los trajes para Rigoletto en 1994. Quince años después han salido de las cajas en las que estaban guardados en Ámsterdam, lugar en el que se estrenó esta producción, para ser exhibidos en el Teatro Real. Una treintena de personas, que trabajan en los talleres de costura del coliseo madrileño, se afanan para ajustar y tener a punto el vestuario que el próximo miércoles lucirán sobre el escenario solistas, coro y figurantes.

Fotos: Luis Sevillano, Realización: Luis Almodóvar, Imagen: P.Casado / A. de la Rúa / L.Almodóvar, Redacción: Aurora Intxausti

Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200